domingo, 21 de enero de 2007

Una ética para Nuestra América

"Dos pueblos de América merecen ser quemados por el fuego de Dios si
vienen a guerra! y por dineros! y por minas! y por cuestión de pan y
bolsa!
Oh! que fuera la ira látigo que flagelase, o barrera que cercase, o
palabra
que ennobleciese y conmoviese al hermano traidor!
Traidor a su dogma de
hombre, y a su dogma de pueblo americano!"


JOSÉ MARTÍ