viernes, 19 de enero de 2007

La Yerba Mate

Encarnadas diosas enamoradas
en los plenilunios del bello Guairá
otorgaron al hombre un sabio cultivo,
fuerza milenaria, alegría avá.

Fue el don más grande del dios Tupá
a los shamanes ýmaguaré,
salud, vigor, magia y visiones
¡fue danza libre de los payé!

Cuando el hombre blanco ve su beneficio,
se hace “oro verde”y explotación.
Y lo que antes fuera un regalo,
se transformó ¡en cruel maldición!

De hojas perennes, tan incesantes
cual sufrimiento del poriahú,
su tronco gris, pálido, agreste
cual esperanza del viejo mensú.

Costumbre criolla, símbolo gaucho,
alto en la huella y fraternidad,
que se comparte de mano en mano,
es alma verde de mi Guarán.

Alma que habita bombilla y mate
mágica esencia yerba, ka’á
detrás de envases superficiales
hay una historia de infelicidad.

Que se remonta al Mbarakayú,
infierno verde de los yerbales,
sudor y sangre, dolor y pena,
¡tumbas perdidas sin kurusú!

Treinta años de exterminios
San Francisco e Ygatinú
eran páramos sin hombres
Tebicuary y Takurú Pukú.

Devorados, monte adentro
por el látigo capanga
de las Compañías gringas,
de muerte y desesperanza.

“Planta antropófaga”
te llamó “un gran paraguayo”,
simbolizando intereses
de un negocio despiadado.

Que va carneando el lomo
del tarefero doblado,
en su única salida ¡subsistir!
¡es la vida de los pobres explotados!

A los Winchester y perros
otros modos reemplazaron,
la indiferencia social
y el olvido prosperaron.

Por Corrientes y Misiones
van disparando del hambre,
las familias muy humildes
terminan en los yerbales.

Ni las criaturas se salvan
y en vez de ir a la escuela
sus bracitos van juntando
las hojas en las tarefas.

Pulverizado el derecho,
garroteado cual canchada,
fundida en mboroviré
es la dignidad humana.

Dignidad del tarefero
que algún día brotará,
como aquella yerba mate
la que donó Tupá.

¡Y crecerá desde el fondo
del olvido de la Historia!
¡la justicia reclamada
el árbol de la memoria!

¡Y plantaremos ka’á
la yerba que hace falta!
¡en nuestra Tierra Sin Mal,
donde el esfuerzo valga!


Glosario.
Guairá: región del Paraguay.
Avá: nativo.
Tupá: dios guaraní.
Mensú: de mensual, obrero de los yerbales.
Ka’á: yerba mate.
Kurusú: cruz.
San Francisco, Ygatinú, Tebicuary y Takurú Pukú: pueblos paraguayos, mano de obra de los yerbales.
Capanga: guardia del yerbal, encargado de exigir el máximo de la producción al mensú.
El gran paraguayo: Augusto Roa Bastos.
Tarefas: época de trabajo en los yerbales.
Canchada: las hojas luego enfriadas, son reducidas poco a poco a un estado de pulverización, llamada también mborobiré.
Mborobiré: canchada.

Colaboración de Santiago Delgado