sábado, 20 de enero de 2007

Soldado

Pedro sonriente,
altivo como su raza,
libre como su cóndor,
ágil como su liebre,
astuto como su zorro,
calculador como su águila,
tenaz como su escarbajo,
trabajador como su buey.
Quire saber más de esta vida,
conocer más su tragedia,
sentirla más a su patria.
!gritar en la inmensidad de los tiempos !
!!! BOLIVIA !!!.

Ranulfo Jimenez Olivares