sábado, 27 de enero de 2007

La plaga de la guerra

“Nosotros, pueblos de las Naciones Unidas, resueltos en preservar las generaciones futuras de la plaga de la guerra (...) y a instituir métodos que garanticen que no se hará uso de la fuerza de las armas, excepto en interés común, (...) decidimos asociar nuestros esfuerzos para realizar estas intenciones”.

Preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas