sábado, 14 de abril de 2007

Raúl Scalabrini Ortiz

Había comprendido, al igual que Arturo Jauretche el papel de la prensa en un país semicolonial como el nuestro:

“La prensa argentina es actualmente el arma más eficaz de la dominación británica. Es un arma traidora como el estilete, que hiere sin dejar huella.

Un libro permanece, está en su anaquel para que lo confrontemos y ratifiquemos o denunciemos sus afirmaciones.

El diario pasa.
Tienen una vida efímera.
Pronto se transforma en mantel o en envoltorio, pero en el espíritu desprevenido del lector va dejando un sedimento cotidiano en que se asientan, forzosamente las opiniones.

Las creencias que el diario difunde son irrebatibles, porque el testimonio desparece”