sábado, 14 de abril de 2007

Raúl Scalabrini Ortiz


“El instrumento más poderoso de la hegemonía inglesa entre nosotros es el ferrocarril.
El arma del ferrocarril es la tarifa… Con ella se pueden impedir industrias, crear zonas de privilegio, fomentar regiones, estimular cultivos especiales y hasta destruir ciudades florecientes.
Es un arma artera, silenciosa y, con frecuencia, indiscernible hasta para el mismo que es víctima de ella”.