miércoles, 11 de abril de 2007

Oscar Niemeyer


Lo importante es que siempre tengamos la idea de un mundo mejor dentro de nuestros corazones.
La vida esd la que nos va a guiar, concientes de que todo tiene un límite.
Si la miseria se multiplica y la oscuridad nos envuelve, ahí vale la pena y encender una luz y arriesgar.
Fué lo que Fidel hizo con la Revolución Cubana, convirtiéndose en el gran líder de América Latina.