sábado, 3 de febrero de 2007

Ecuador


Por la soberanía popular

Centenares de personas marcharon anoche por las calles de Quito e ingresaron al Congreso en reclamo de una consulta popular para convocar la Asamblea Constituyente.

La convocatoria provino de Radio Luna, que dio seguimiento durante todo el martes a las manifestaciones.
Las protestas nocturnas recordaron a la Rebelión de Abril, que desembocó en la salida del gobierno de Lucio Gutiérrez.
Esta vez, organizaciones sociales y políticas, trabajadores, estudiantes, campesinos e indígenas se movilizaron para reclamar que se realice la consulta popular para la Asamblea Constituyente, propuesta por el presidente Rafael Correa cuando fue electo.

Entre banderas, bocinas y arengas, las concentraciones nocturnas expresaron el apoyo al Presidente y el repudio a la decisión de los diputados de subir sus sueldos a mil dólares, tres semanas después de haberlos bajado y asegurar que seria un periodo de austeridad.

La Cámara Baja, controlada por la derecha, calificó de “improcedente” el pedido de Correa sobre la Consulta Popular y en claro desafío a la mayoría de la población ecuatoriana, resolvió que el llamado a consulta popular realizado por el Presidente Rafael Correa, es inconstitucional.

Los manifestantes rompieron el cordón policial e irrumpieron en el Congreso cuando los legisladores trataban la documentación remitida por el Tribunal Supremo Electoral sobre la convocatoria, hecho que fue aprovechado por los diputados para desalojar el Parlamento, a pretexto de “falta de garantías”.

Las organizaciones populares exigen la aprobación de la Consulta prevista para el 18 de marzo, que daría lugar a la instauración de la Asamblea que busca reformar la Constitución de 1998 y cortar el poder que ejercen los partidos políticos en el aparato estatal.

“Se trata de una lucha entre el poder de unos cuantos frente a lo que quiere la mayoría. ¿Cómo se explica que el Congreso Nacional, pseudo representante de la ciudadanía, el 60 por ciento de ese Congreso esté bloqueando la consulta popular que yo he convocado para que el pueblo se exprese a favor o en contra, de la Asamblea Constituyente, mientras que el 80 por ciento de la población sí quiere esa asamblea y esa consulta?”, afirmó ayer Correa y dijo que “eso demuestra el colapso de nuestra democracia y por eso es necesaria esa asamblea nacional constituyente”.

A su vez indicó que “para poder sacar al país del bloqueo económico, político y social en el que nos ha hundido la `partidocracia`, se requiere esa Asamblea Nacional Constituyente que también está bloqueando la partidocracia” y que “con la Constitución actual, con la ley de elecciones actual todo está en manos de la `partidocracia`, de estas mafias políticas que han gobernado el país en las últimas dos décadas, que han construido todo un entramado para perpetuarse en el poder, incluso si son derrotadas en las elecciones generales como pasó el 26 de noviembre, pero siguen controlando tribunales de justicia, electorales, constitucionales, fiscales, procuradores...”, finalizó Correa.

En tanto, el ministro de Economía, Ricardo Patiño, afirmó hoy que Ecuador finalizará su relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y reducirá en un 10 por ciento el monto destinado al pago de la deuda externa: "Les diremos señores muchas gracias, nos veremos cada año. Algún funcionario del ministerio les entregará la información económica como lo hacen todos los países del mundo, pero hasta ahí, nuestra relación con ellos será absolutamente diplomática" aseveró.

Fuentes: Pulsar – APM - Altercom