domingo, 25 de febrero de 2007

Canción del cañaveral





Muele que muele el trapiche, y en su moler
hasta la vida del hombre muele también.

Tira'o sobre la maloja, pobre de mí,
sin que me arrime consuelos el yaraví.

¿Verde cañita de azúcar, qué dulce es!
Pero al final de la zafra se vuelve hiel.
Yo tengo un sueño secreto, vivo par él.
No hay trapiche que á mi sueño pueda moler

El sol de a1guna mañana me encontrará
cantando sobre los surcos, cañaveral.

Ha de llegar a1gun tiempo. ¿Cuando será ?
En que te sienta mi amigo. ¡Cañaveral!
Muele que muele...


Yaraví
(Atahualpa Yupanqui)