martes, 27 de febrero de 2007

Alfredo Zitarrosa


...Escribo porque sé y porque me gusta.
Me inspiro en la música y los versos.
Más allá de todo eso, no puedo evitar de estar vivo y abierto, por dentro y por fuera, a la vida y a la muerte;
a los demás, especialmente a los humildes;
atento a los malos, a los mentirosos y falsarios,
que me inspiran una curiosidad irresistible cerrado a cal y canto para los peores, del libertino al ladrón, del egoísta al torturador, del demagogo al adulón, del nazi fascista al cobarde, al ideólogo del no te metás...


(De un reportaje. Buenos Aires, octubre de 1972).