domingo, 17 de diciembre de 2006

Fidel Castro (13 agosto 1927)

(Fragmento del discurso en la escalinata de la Facultad de Derecho de Buenos Aires el 26 de mayo de 2003).

"...Los soñadores no existen, se lo dice un soñador que ha tenido el privilegio de ver realidades que no fué capaz de soñar. No lo considero un mérito, sino también privilegio y azar afortunado de vivir, a pesar de los cientos de planes para acelerar mi viaje hacia la tumba, con lo cual me han hecho un enorme favor, obligarme a perder todo instinto de preservación y conocer que los valores sí constituyen la verdadera calidad de vida, aún por encima de alimento, techo y ropa.
No disminuyo, ni mucho menos, la importancia de las necesidades materiales, siempre hay que colocarlas en primer lugar, porque para poder estudiar, para adquirir esa otra calidad de vida hay que satisfacer determinadas necesidades que son físicas, que son materiales; pero la calidad de vida está en los conocimientos, en la cultura...".