domingo, 17 de diciembre de 2006

Armando Tejada Gómez (1929-!992)

Reflexiones

Un dia, el pobre tipo, empleado o jornalero, ese que anda a los tumbos
y de la cuarta al pértigo, el que ha visto llover, y llover, y llover
sobre su lomo gris y su triste sombrero
ése, el tipo a destajo que vive de segunda
como el padre del padre de su anónimo abuelo
el buen contribuyente, de la cola de acémilas
aquél, el locatario con su ataúd de deudas,
ése que viaja en ómnibus o en tren la vida entera,
un día, cualquier día de mascar la impotencia,
va a agotar, va a gastar, va a perder la paciencia,
esa última, oscura rebelión que le queda.
El tipo es un peligro; tiene un arma secreta.
Un día el subversivo, va a empuñar la impaciencia